• Juan Ignacio Riquelme

A un paso de octavos

Actualizado: 4 de abr de 2019



Copa Libertadores 2018 | River 2-1 Emelec


A un paso de octavos



River derrotó como local 2-1 a Emelec con goles de Pratto y Pity Martínez. Si la semana que viene no pierde en Colombia ante Independiente Santa Fé, clasificará a la siguiente ronda.


El estadio Monumental, como de costumbre, explotó en una nueva noche de copa.


26 de abril de 2018


Paso a paso, River se acerca a los octavos de final. Luego de la victoria en el Monumental ante Emelec por 2-1, se acomodó en la punta del grupo D de la Copa Libertadores 2018 con 8 puntos, dejando a Flamengo (Brasil) como su escolta, con 6, y, a falta de dos fechas para que termine la fase de grupos, podrá cerrar su clasificación a la siguiente ronda si gana o empata la semana próxima en Bogotá (Jueves 21.30 hs), donde enfrentará a Independiente Santa Fe, tercero del grupo con 4 puntos.


Si bien no fue la mejor tarde-noche del equipo dirigido por Marcelo Gallardo, con sus máximas figuras apagadas, principalmente aquellas encargadas de la gestación del juego como 'pity' Martínez, Nacho Fernández y Enzo Perez, todo cambió a partir de los 15 minutos del segundo tiempo, cuando un par de cambios del DT millonario le cambiaron la cara al funcionamiento del equipo. El salto de los colombianos Santos Borre y Juan Quintero -sobre todo éste último- inspiraron a un equipo hasta ese entonces muy sólido en la parte defensiva, firme, pero un tanto rígido a la hora de elaborar y crear situaciones en el ataque. Sin embargo, todo eso se modificó cuando a los 21' del ST, tras un par de combinaciones y buenos movimientos, 'JuanFer' puso uno de sus pases filtrados, verticales, hirientes, punzantes y aunque la jugada se ensució por un roce en un rival, la pelota llegó a Lucas Pratto, quien no dudó ni un segundo, y con una gran media vuelta rompió la red e hizo delirar a todo el estadio. Gol, 1-0, y desahogo por un partido que había que ganar si o si y que hasta ese momento era esquivo producto de las propias imprecisiones.


Luego de ponerse en ventaja, River comenzó a dominar un poco mejor el juego, tuvo mejor circulación de pelota, aunque Emelec de contra insinuaba peligro y había preocupación por no cerrar el partido. Hasta que a los 31 minutos, Pratto -siempre generoso- se tiró a los pies de un rival para recuperar en mitad de cancha, condujo unos metros, utilizó el gran desmarque de Borre para despistar y abrir hacia la izquierda a Gonzalo Martínez, quien frenó y volvió a arrancar para dejar en el camino a un rival, quedar mano a mano, y definir con una exquisita vaselina que se recordará durante mucho tiempo y ahora si, con un Monumental desbordado, se llevó su primera gran ovación, que, seguramente, también recordará por siempre.


Alegría para los hinchas, como también para los jugadores y cuerpo técnico, ya que saben que dieron un paso fundamental hacia los Octavos de copa tras quedar puntero del Grupo D con 8 unidades. Todos son conscientes de que hay que seguir mejorando, pero el andar de River post Supercopa ganada ante Boca es arrollador (8 victorias y 1 empate) y hace soñar al pueblo millonario.




12 vistas0 comentarios
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

THE ANGLEJOURNALIST & BLOGGER

Diseño por Münster Agency - The Angle ®

Todos los derechos reservados.