• Juan Ignacio Riquelme

El drama oculto de Obi Mikel

Actualizado: 4 de abr de 2019

Rusia 2018


El drama oculto de Obi Mikel: reveló que su padre fue secuestrado justo antes del partido ante Argentina


LUCHA DE CAPITANES. Obi Mikel, en plena disputa del balón con Messi durante el partido con Argentina, por la tercera fecha del Grupo D.

03 de julio de 2017


Mientras Nigeria se “jugaba la vida” en último encuentro de la fase de grupos contra Argentina, su capitán, John Obi Mikel, disputaba otro partido, de mayor importancia, al mismo tiempo; el mediocampista del Tianjin TEDA de China se enteró, sólo cuatro horas antes del duelo definitorio, que su padre había sido capturado.


“Las Águilas” iban camino al Krestovsky Stadium de San Petersburgo en búsqueda del ansiado pase a los Octavos de final de la Copa del Mundo, cuando el capitán recibió una llamada de los secuestradores exigiendo el pago de N10 Millones –U$SD 28.000 aprox.- para liberar a su padre, Pa Michael Obi. “Recibí una llamada cuatro horas antes del inicio para contarme qué había pasado. Me dijeron que matarían inmediatamente a mi padre si informaba a las autoridades o se lo contaba a alguien” declaró el ex jugador del Chelsea.


El padre del jugador se dirigía a un funeral en el sudeste de Nigeria, cuando fue secuestrado en la autopista Makurdi-Enugu, el pasado martes 26 de junio. Tanto él como su conductor fueron rescatados por la policía tras un enfrentamiento de armas, casi una semana después de haber sido capturados, el lunes 2 de julio, en Egede, cerca de Udi, en el estado de Enugu. La noticia fue anunciada por el Comando de la Policía Estatal de Enugu, a través de su cuenta oficial de Twitter, y una vez consumada la noticia, Mikel pudo hablar sobre el tema. Ebere Amaraizu, vocero del Comando, se expresó mediante un comunicado el día martes: “Los secuestradores comenzaron a llamar para exigir un rescate antes de que los agentes de la policía actuaran con información de inteligencia y se lanzaran sobre ellos. En el proceso de rescate, se produjo un duelo armado entre los agentes de la policía y los secuestradores que obligó a los matones a abandonar a sus víctimas dentro del bosque y fueron rescatados de inmediato”.


El capitán del elenco africano acató las órdenes de los delincuentes: “Sólo un círculo muy reducido de mis amigos lo sabía. Tampoco quería hablarlo con el entrenador –el alemán Gernot Rohr- porque no quería que mi problema se convirtiera en una distracción para él o para el resto del equipo antes de un partido tan importante. Por mucho que quisiera discutirlo con el entrenador, no pude” contó Obi Mikel, quien, pese al duro momento y el trauma que le provocó la situación, optó por guardarse la noticia para él, jugar el partido decisivo y no contar nada ni a su DT, ni a los directivos de la Federación de Fútbol de Nigeria: “Tuve que sacarlo de mi cabeza e ir a representar a mi país primero. Jugué mientras mi padre estaba en manos de bandidos. Tuve que suprimir el trauma. Estaba emocionalmente angustiado y tuve que tomar una decisión sobre si estaba mentalmente listo para jugar. Estaba confundido. No sabía qué hacer, pero, al final, supe que no podía dejar tirados y defraudar a 180 millones de nigerianos”.


Afortunadamente, la historia tuvo final feliz y el padre fue liberado seis días después del incidente: “Mi padre fue liberado el lunes por la tarde. Agradezco a las autoridades policiales sus esfuerzos por el rescate y el apoyo que he recibido de amigos y familiares. Desafortunadamente, mi padre ahora está en el hospital recibiendo tratamiento de emergencia como resultado de la tortura que recibió durante su captura”, aseguró el número diez de la selección africana, visiblemente afectado por la situación. Según revelan fuentes cercanas al futbolista de 31 años, estaría considerando enviar a su padre al extranjero para que reciba tratamiento adicional.


El resto de la historia es conocida; Nigeria perdió el partido 1-2 ante Argentina con un agónico gol del defensor Marcos Rojo, y fue eliminada del Mundial. Una vez finalizado el encuentro, el jugador voló de inmediato a su casa en Londres para seguir el minuto a minuto de la situación y recién volver a China, donde actualmente se desempeña, recién en unos días.


Cabe destacar que no es la primera que el padre de Obi Mikel es secuestrado, ya que Pa Michael Obi había sido capturado en 2011, cuando fue liberado tras 10 días en cautiverio.

3 vistas0 comentarios
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon

THE ANGLEJOURNALIST & BLOGGER

Diseño por Münster Agency - The Angle ®

Todos los derechos reservados.